Motivación y Más

Inicio / Pensamientos Motivadores

Volver

Hablar para convencer

¿Se puede motivar a través de la palabra? ¿Cómo conseguir la conexión entre quien habla y quien escucha?, ¿existe una cultura comunicativa en nuestro país?… estas son algunas de las preguntas a las que Javier Reyero, periodista especializado en el mundo de la televisión, trata de responder en su libro Hablar para convencer”.

Presentador, periodista, profesor y consultor en el sector de la comunicación, imparte clases en distintas universidades y escuelas de negocios para potenciar las habilidades comunicativas de sus alumnos. Una habilidad que resulta indispensable en cualquier ámbito que persiga un fin como el de la motivación.

“Hay una frase que utilizamos muy a menudo los españoles: ¡prestadme atención, prestadme atención! La realidad es que la gente no te da su atención sino que te la presta, y tú te la tienes que ganar”. Utilizar la palabra para comunicarnos con otras personas no quiere decir, que esa comunicación sea adecuada, ya que hablar no es lo mismo que comunicar.  ¿Sabemos hablar bien y comunicar nuestro mensaje con eficacia? Pues si no lo hacemos, no nos quejemos de que nadie nos presta atención, porque puede que la razón sea que nuestro discurso es aburrido, lo que acaba con la motivación por escuchar de cualquiera …

La cultura de la comunicación

En España no hay educación ni formación en oratoria o retórica. Un déficit formativo que va acompañado del miedo a hablar en público. “Estamos muy cohibidos… los españoles tenemos un sentido del ridículo exacerbado, algo que resulta poco práctico para la oratoria profesional”.

Conscientes acerca de la necesidad de saber hablar, cada vez son más los trabajadores que acuden a cursos en busca de formación y confianza, ya que el miedo es un obstáculo que hay que afrontar. El miedo es necesario, solamente hay que saber controlarlo. Porque sin miedo no hay tensión, sin tensión no hay reflejos, y sin reflejos, no hay buenos oradores.

El secreto está en ser natural y en apoyar tu comunicación verbal en otros aspectos no lingüisticos como son el cuerpo o la voz.  Por ejemplo para Reyero, esto es fundamental en la transmisión de malas noticias. Lo que nunca puede ni debe hacer un jefe cuando notifica algo malo es “poner una cara de estar más afectado que aquel al que realmente le está afectando la noticia. Cuando se dan malas noticias lo que hay que ser sobre todo es sincero”, esta es la única manera de generar un clima de confianza en tu entorno.

Aspectos para controlar el miedo

Las muletillas son inevitables a la hora de expresarse en público pero una buena estrategia para disimularlas puede ser a través de la pausa. Hacer breves silencios ayuda a pensar sobre lo que estás diciendo en vez de utilizar el famoso pues o sabes. “Las pausas son las aspirinas de la oratoria”.

Toda persona que se precie y que busque persuadir con una comunicación,  debe cuidar el mensaje, aunque existan más aspectos.  “Lo más influye en la gente es la comunicación paralingüística o paraverbal, cómo hablo, el tono de mi voz, las pausas, el volumen…”. También el lenguaje no verbal,  lo qué hago con la cara – gestualidad- , cómo muevo mis brazos y  manos – gesticulación-  o cómo oriento mi cuerpo –proxenia-  influye mucho en la recepción del mensaje, aunque para este experto comunicador,  la mirada, “es el más importante de los aspectos”.

Y es que debemos admitir que somos seres sociales puesto que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en contacto con otras personas, por consiguiente, es importante aprender a entenderse con los demás y a funcionar adecuadamente en las distintas situaciones sociales que se pueden generar.

Poseer ciertas habilidades comunicativas nos ayudan a mejorar las relaciones interpersonales y a cumplir con mayor eficiencia el objetivo planteado. Y es que el fin de cualquier conversación es la transmisión de conocimiento. Una persona habla y otras escuchan. Quien habla espera de quienes escuchan que hagan algo más, que se convenzan.

La clave para que un jefe pueda comunicarse con su gente consiste en hablar para convencer, comunicar con la convicción de que tu discurso pueda ser creído por la audiencia a la que te diriges…




DEJA TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 respuestas a Hablar para convencer

  1. yohanny dijo:

    exelente

  2. hernan aguirre limas dijo:

    nesesito saber como conbenser al publico
    .un eemplo





  • No results available




Motivación y Más Ideas y pensamientos para las empresas que creen en las personas
Inspírate   Nuestro proyecto ¿Hablamos?
Actualidad
Pensamientos Motivadores
Empresas que motivan
Expertos
Libros y películas
  Quiénes somos
Más Cuota
Anúnciate
Facebook Facebook Motivación y Más
Twitter
Youtube
Correo electrónico


Mapa Web | Contacto | Aviso legal | Política de Privacidad



Copyright 2017 © MotivaciónyMas