Motivación y Más

Inicio / Expertos

Volver

¿Contratarías a… Gerard Piqué?

Alberto Blanco, Director General de Grupo Actual| Madrid

25 de noviembre de 2015

AlbertoBlanco.DirectorGeneral.-GrupoActual-300x300No se puede decir que Gerard Piqué deje indiferente a nadie. Algunos lo considerarán una persona incoherente, otros lo calificarán de lo que la RAE define como bocazas: “persona que habla más de lo que aconseja la discreción”; para otros, en cambio, será una persona sincera, nada hipócrita y que no tiene ningún reparo en  decir lo que piensa. Dicho con una expresión muy utilizada actualmente: Piqué no se guía por lo “políticamente correcto”.

¿Cómo encajar a una personalidad de estas características en una organización? A priori, no parece que un puesto en departamentos de relaciones institucionales o con clientes fuese el destino más indicado para él; es sabido que en las empresas existen formas, digamos, “peculiares” en la interacción entre las personas, y en especial en momentos en los que entran en juego los intereses. Poder decir que “no” sin que tu interlocutor se sienta molesto requiere de habilidades muy especiales de las que Piqué no parece estar especialmente dotado.

En cambio lo que sí posee el barcelonista es un talento innegable, reconocido por compañeros y adversarios, para desarrollar su trabajo como futbolista. Además,  en su actividad profesional está acostumbrado a tomar decisiones al momento, a menudo valientes y arriesgadas, lo que denota una innegable confianza en sí  mismo. Aun sometido en el equipo a un sistema de juego, deja espacio a la improvisación, por lo que en una organización tendría perfecta cabida en todo lo relacionado con la innovación, en la búsqueda de soluciones imaginativas y en la apertura de nuevos caminos de negocio. No me es difícil imaginarlo encabezando un departamento de innovación y desarrollo de nuevos productos.

Si hemos de creer a sus compañeros e incluso rivales, y salvando las distancias entre un equipo de fútbol y otro tipo de organización, Piqué es un líder nato que sabe ponerse al frente cuando las cosas no funcionan según el guion previsto, lo que le facultaría para implicarse en los trabajos en grupo y en la dirección de los mismos. Estaría perfectamente encuadrado al frente de un departamento de producción, dirigiendo un equipo, pero, eso sí, trabajando en la sombra sin apenas contacto con los clientes.

Es en los últimos tiempos Piqué ha estado en primera línea en los medios, convirtiéndose casi en un debate nacional,  y no por motivos estrictamente futbolísticos. Las famosas pitadas con las que es recibido en numerosos campos son de especial significación cuando se enfunda la camiseta de la Selección, por lo chocante que resulta que se silbe a un jugador propio, con una implicación indudable y un brillante historial de triunfos con el combinado nacional. No obstante, estas circunstancias no parecen haber afectado a su rendimiento. Esto demuestra que posee una gran capacidad para trabajar bajo presión, algo que siempre es necesario en las organizaciones. Cuando se presentan situaciones complicadas, en las que hay en juego intereses importantes, saber gestionar bajo presión es un factor imprescindible para superarlas.

A pesar de los inconvenientes que pudiera causar una persona en una organización cuando sus palabras no son coherentes con sus hechos, sí, yo contrataría a Gerard Piqué.



Artículos Relacionados

DEJA TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 respuestas a ¿Contratarías a… Gerard Piqué?

  1. Angel J Navarro dijo:

    Yo No lo contrataría.

    Confiar en sus capacidades técnicas y físicas No significa que posea las capacidades, aptitudes y conocimientos necesarias para otro tipo de trabajo y/o actividad.
    Posee una innegable “gracia” para faltar al respeto a los adversarios, a los que convierte, con extrema facilidad, en enemigos. No creo que posea un razonamiento estratégico ni táctico, sino que es prisionero de sus de sus enociones y sus palabras.

    Hablas de líder “oculto a los clientes”, es decir no quieres que entre en contacto con ellos, ¿cómo entonces podría ser permeable a las necesidades de los mismos?

    Lo veo más encabezando “revueltas” que negociando soluciones. Para mi el líder no es quién encabeza la manifestación y “enerva a las masas” sino aquel que plantea escenarios y acciones con un fin más allá mde sus “apetitos del momento”

    Hablas de liderazgo y él se mueve anteponiendo sus necesidades a las del grupo sin medir las consecuencias. Es inflexible; “yo soy así y no voy a cambiar”, el liderazgo y la dirección de personas requiere “más cintura” , ponenerse en la piel de los demás y marcar el camino que es mejor para todos y para el proyecto. El liderazgo no es tozudez.

    Hay diferentes tipos de liderazgo, pero no creo que Piqué represente el que Yo estaría dispuesto a seguir.

  2. Más allá de su autoconfianza, considero que es una persona imprudente y efectivamente “bocazas” que crearía más problemas de los que solucionaría, improvisando soluciones que frecuentemente podrían llevar al desastre.

    Pienso que su “autoconfianza” deriva del engreimiento clásico del joven famoso y forrado al que se la da cancha. Y no soy del Real Madrid.









Motivación y Más Ideas y pensamientos para las empresas que creen en las personas
Inspírate   Nuestro proyecto ¿Hablamos?
Actualidad
Pensamientos Motivadores
Empresas que motivan
Expertos
Libros y películas
  Quiénes somos
Más Cuota
Anúnciate
Facebook Facebook Motivación y Más
Twitter
Youtube
Correo electrónico


Mapa Web | Contacto | Aviso legal | Política de Privacidad



Copyright 2017 © MotivaciónyMas